La química está intensamente unida al desarrollo del hombre ya que embarca desde todas las transformaciones de materias y las teorías correspondiente, es una ciencia de la naturaleza se ocupa del estudio de la constitución, propiedades y transformaciones de la materia. La química tiene que ver con nosotros porque en todo está involucrado la química, desde la respiración hasta la comida que comemos. Abarca un periodo de tiempo muy amplio, que va desde la prehistoria hasta el presente, y está ligada al desarrollo cultural del hombre y su conocimiento de la naturaleza. Las civilizaciones antiguas ya usaban tecnologías que demostraban su conocimiento de las transformaciones de la materia, y algunas servirían de base a los primeros estudios de la química. Entre ellas se cuentan la extracción de los metales de sus menas, la elaboración de aleaciones como el bronce, la fabricación de cerámica, esmaltes y vidrio, la fermentación de la cerveza y el vino, la extracción de sustancias de las plantas para usarlas como medicinas o perfumes y la transformación de las grasas en jabón. La historia de la química, es en realidad la historia del lento desarrollo del pensamiento científico y de los rápidos resultados conseguidos después de la aplicación del método científico al estudio de la materia. Está relacionado íntimamente con la bella historia de la humanidad, comienza probablemente con el descubrimiento del fuego por parte del hombre primitivo. Si la química es tan antigua, ¿por qué no tuvo un desarrollo paralelo a las demás ciencias como la física, astronomía o la matemática por ejemplo? Podemos atribuir básicamente a tres causas:

(1)Concepciones dogmáticas y erróneas respecto a la naturaleza, especialmente en cuanto a la estructura interna de la materia sostenida por Aristóteles y sus seguidores (durante más de veinte siglos).

(2) Los intereses mezquinos de la mayoría de los alquimistas.

(3) La teoría del flogisto.